Seguidores

Fotos

jueves, 15 de enero de 2009

Por culpa de las meigas

Bueno, pues es sabido que cuanto más atrasada es una cultura, más supersticiones y estupideces la lastran. De manera que cada día es más estúpida y por lo tanto más lastrada está y no hay quien tire del burro a ignorancia tamaña. También es muy posible que el que haga afirmaciones, como yo las hago, al respecto quede ubicado (por defensores, no siempre desinteresados, de esas burremias agudas) junto a mí en el respectivo libro de esas personas donde, a su vez, hacen lista de otros estúpidos.

Este "arranque" de hoy en una persona tan estable, cuerda y sensata como yo emana de mis recuerdos cada vez que veo a una desdichada planta, a la que, allá por el mes de ... junio? no sé, por las fiestas de San Juan, arrancan, retuercen y hacen manojitos para colgar en las ventanas y puertas de las viviendas. Vivo en la parte más occidental de la península ibérica, que es lo mismo que decir en la parte más occidental del continente euroasiático. Como no es camino de paso para ningún pueblo, afortunadamente, estuvo excluido de muchísimas guerras, pues nadie codicia semejante lugar excepto los naturales del lugar. Y pensándolo un poco, nos llegamos y nos bastamos para fastidiarnos solitos.

No voy a decir que la guerra equivale a cultura, ¡Ca, Dios me libre! pero el paso de culturas por los lugares equivale a progreso. Claro que el progreso de algunos asuntos y cosas, algunas veces, podrían enchufárselo vía supositorio.

Vuelvo a la jodida plantita, y nunca mejor aplicado el término. La joden viva aún en los años actuales. Entre nosotros se la conoce como chiribisco, trevisco, torvisco...

Parece ser que en esas fechas, por San Juan, 24 de junio? se les da a la brujas (meigas en estos parajes) por andar un poco salidas de tono y la gente bien decide protegerse de ellas colocando en los posibles lugares de paso un manojito de ese arbustillo, como he dicho más arriba. ¿Por qué le entran semejantes calores a las meigas? y ¿Por qué rayos no se protegen durante todo el año de esas arpías, malas, herejes y feas? Me temo que abandonaré este mundo sin saberlo. !O quizás lo sepa y yo no me dé cuenta que lo sé! Puagg, me enrollo más que una persiana.

La Wiki plasma de una manera muy aséptica las características del taxón.

A saber:
Es un arbusto con muchas hojas con forma de punta de espada, todas dirigidas hacia arriba: tal vez, podría ser confundida con una Euphorbia, pero cortando una hoja rápidamente vemos que no sale látex blanco. Desarrolla las flores blancas al final del verano y el otoño. Hay que tener cuidado con esta planta porque es irritante.
Su
fruto es de color rojo, en baya. Tiene hojas lanceoladas, estrechas. Dado el potente efecto purgante de la corteza y de las hojas del torvisco es considerado venenoso, ya que puede producir ampollas en la piel tras un prolongado contacto.
Se le olvida decir que huele que apesta si se manipula, pero, ¿por qué leches se debe manipular? ¿para que a las meigas les entre diarrea y les salgan ampollas en... a saber dónde? Pues puede ser y todo.
No soy capaz de imaginarme a una meiga haciendo sus aquelarres levantando una mano y con la otra sujetándose las bragas, o lo que lleven debajo. Pues no, no me lo imagino. Obtuso y romo que soy, oigan.
O puede ser que ni siquiera tengan que levantar las manos y lo que hacen en sus botellones lo hacen en cueros. ¡A saber!
Toda esta historia viene a cuento porque, como desde siempre, me había llamado la atención el hierbajo ese y sin más datos que los que podía recabar en estos lugares se me hacía tarea imposible identificarla por más manuales que consultara, hasta que dí con uno allá por 1986 ó 87, nunca encontré el nombre botánico: Daphne gnidium.
Claro, una vez hallado fue coser y cantar. Bueno, teclear y leer o abrir libros y leer. ¡Y después dicen que ciertas costumbres y culturas vernáculas enriquecen el espíritu!
Con estas cosas... ¡Pardiez, es que no ven que sufro!
¡Ayss, snifff! ¡¡mooooooc!!


Que Dios me perdone. Amén.









3 comentarios:

  1. Con tus artículos mis paseos por montes y bosques, serán mas amenos, pues voy conociendo los nombres de las plantas que habitan estos “lares”, un saludo amigo Tonecho.

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena por su blog,amigo Tonecho.De mayor quiero parecerme a Ud. Qué pelota soy ...! Las senderuelas a mi me sorprendieron tanto como a Ud y como ví que parece que le atrae la micología, me apeteció compartir la fotillo con Ud.
    Un saludo agarimoso

    ResponderEliminar
  3. Me encanta que les guste. Estos halagos pues... pues que me halagan ¡leches!

    Gracias por venir.

    ResponderEliminar