Seguidores

Fotos

martes, 27 de enero de 2009

PLantas foráneas

No sé, algunas veces pienso (cosa difícil pero lo hago de vez en cuando) que ciertas circunstancias o sólo me pasan a mí, o los demás se las callan.
No es que me importe en demasía pero aparte de extravagante , a los ojos de quien me conoce, quedar por tonto además, no es muy edificante.
Esto viene a cuento por un asuntillo que les relato a continuación:
Regresando a casa desde un pueblo cercano, del que ya hablé en la entrada de "la maceta", como a unos 4 kms. hay al lado de la carretera un silo de de grano y piensos compuestos muy bien surtido. Aparte de esa acividad suelen vender semillas de patata y todo ese mundo que rodea la agricultura en un valle fértil como es esa zona. Anejo a las instalaciones principales tiene una tienda donde se puede encontrar desde macetas hasta miel envasada de manera artesanal por los apicultores de la zona; también hay artículos de talabartería y bandejas de plantones para repoblaciones forestales acompañadas de alguna que otra planta puramente ornamental.
En este caso fue mi esposa la que decidió bajar en este punto porque tenía que hablar con alguien de la tienda. Como esa no era cosa mía, me fui a curiosear las plantas y plantones y allí vi un arbustillo para mí desconocido de hojas reltivamente pequeñas, parecidas a las del mirto pero mayores por lo menos cuatro veces. Miré a ver si tenía identificación alguna y pegada con un celo a la maceta rezaba "loropetalum".
Eso ya me irritó pues harto conozco el loropetalum, aunque sea también foráneo. La planta me gustó y, cuando salió mi sargento con la responsable, le pregunté por el nombre de la plantita y, como es obvio me contestó que era lo que ponía la pegata aquella. Yo le dije que no. Se le dio una higa y me dijo que ese era lo que había traído y que como tal lo vendía.
-¿Si yo le demuestro que esta planta no es un loropetalum - le propuse- me consigue usted abono con 0% de nitrógeno?
- Me da lo mismo - contestó- estoy segura de que es lo que dice la etiqueta, y el abono le apunto ahora su pedido y cuando llegué le aviso.
Una comerciante nata. Seguro que es de las que te venden los autobuses de dos pisos de Londres asegurando que son el último modelo de un Ferrari. Como son rojos.. ¡ya está!
El caso es que me compré la planta, para enfado de mi cónyuge -¿No tendrás plantas bastantes?
Yo, ni caso.
La dejé ( a la planta) junto con las otras en el breve trozo de tierra que tengo cerca de casa a ver qué hacía, si respondería a la nueva ubicación o qué ?
Allá estuvo un año y le gustó el sitio porque ploreció y floreció; de frutos ni hablar. Por las flores ya se vió que era una mirtácea ¿Pero cual? Si saber como respondería, no hacía más que limpiar lo que veía seco y listo. A mediados de octubre de 2007 decidí pasarla a un tiesto ligeramente mayor ya que su cepellón era un amasijo de raíces. Procuré no tocar nada más ¡No fuera a espicharla!
En la primavera pasada mi hijo menor me llevó de paseo por los viveros que rodean la ciudad de A Coruña - hay muchos y muy buenos- vimos plantas foráneas "mogollón", como decía él; colecciones de acer de no más de 0.75 ms de altura que llevaban el alma, pero los precios hacían que el alma se estuviese bien sujeta. Una simple estaquilla de 1.5 cms de diámetro por 75 cms de altura salía a 1 euro por céntimetro, de altura claro.
El caso es que curioseando por un lado y por el otro, en uno de los viveros ví a mi mirtácea. El vivero era/es de esos que, si hace falta, obtienen la partida de nacimiento de la más coqueta de las actrices. Mi mirtácea resultó ser la "Eugenia newport".
La dejé como estaba hasta este invierno que le hice tropelías a diestro y siniestro. Cosas de inexpertos que si no practicamos jamás adquiriremos experiencia. ¡Espero que no la espiche.


Las fotos son infames. Suplico su perdón.


¡Que Dios les bendiga!

6 comentarios:

  1. Tonecho que nunca se junten nuestras respectivas conyuges, te dijo esto por que la mía, frunce la frente y tuerce el labio, cuando quiero aumentar mi coleccion vegetal. Me gusta tu planta, esta bien discutir (me parece lógico) cuando uno cree tener razón como te ocurrió con la identificación de esta tu planta, es normal o casi, que las plantas en los viveros se transplanten a una nueva maceta y esta tenga una tarjeta identificativa de una planta que la ocupo anteriormente. Es una pena que no puedas ver los precios de los arces por mi zona, suelo encontrar autenticas gangas y ahora con la crisis mas, un saludo amigo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Bonavebe, tienes razón con lo de las cónyuges, y es que somos atípicos pues por acá suelen ser las mujers a las que le gusta esta o aquella planta y son los maridos los que fruncen el ceño o no les dan importacia.
    Y en lo de los arces, pues sí que me da pena, si. Son mi debilidad... y hay uno, bueno he visto uno de corteza roja que me quedó parte del corazón con él. Pero no voy a hipotecarme para tener colecciones. ¡Como estaban los precios! Aún siento frío.

    Saludotes muy cordiales.

    ResponderEliminar
  3. Mi cónyuge me dice que ó las plantas o ella... ¿?. Cuando vamos al vivero y ve que me paro ante una adquirible....,ni la niña del exorcista oiga... a veces. Pero siempre accede, o eso pienso yo. Los arces siempre son caros, yo no he comprado ninguno porque no he visto nada que merezca la pena por el precio que tienen.

    Un saludo amigo Tonecho

    ResponderEliminar
  4. Amigo pinastre, poseo unos cuatro o cinco arces: dos shirasawanum, un palmatum atropurpurea, otro Idem disectum, uno palmatum Butterfly y un palmatum arakawa. No son más que plantones, es decir: no están de momento para bonsai, pero estoy enamorado de ellos. Verlos me da vida. Con las otras plantas también, pero menos. Estos que poseo me los consiguió un viverista previo pedido y precio pactado y en diferentes fases pues me es muy duro invertir en plantas. Los precios fueron a 17 euros por ejemplar, pero para tenerlos fui esperando poco a poco. Un mes puede que disponga de 17 euros, pero después igual paso seis meses, o más, sin ellos. Y eso que no fumo, no bebo, no juego y casi ni.......

    Corramos un tupido velo.

    Y a mi "conyuja", pues eso... Ni puñetero caso, cuando se presenta la ocasión ¡ZAS! y todo lo demás es música de viento. Pero algunas veces parece una tuba.

    Saludotes cómplices.

    ResponderEliminar
  5. Amigo Tonecho,Alces tengo dos, lo de Alce se lo digo porque la persona que me los regaló los llamaba así ¿?.Calidad ... No les gustaban y me los dio ..¿? Bellos son como ellos solos por el follaje. Por sierto lo del follaje lo llevamos todos casi igual, como los pimientos de Padrón, a veces pican y veces non.

    Un saludo picantón

    ResponderEliminar
  6. jjjjjjjjjjjjjbbbbbbbbbbbbb son lllinnnnnddoossssssss jajaja...............

    ResponderEliminar